UNODC: Estimulantes de tipo anfetamínico ocuparon el segundo lugar mundial de las drogas más utilizadas después del cannabis

 

La Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito  (UNODC) dio a conocer el Informe Global de Estimulantes de Tipo Anfetamínico (ETA) 2011 en el cual se ubican A este tipo de drogas como la segunda de mayor uso en el mundo, solamente después del cannabis

  • Los elevados rendimientos que la comercialización de este tipo de estimulantes genera para el crimen organizado supone una creciente amenaza para la seguridad y la salud a nivel mundial.
  • Brasil, Venezuela y Argentina han reportado los más altos niveles de prevalencia en la región que corresponde a México, Centro y Sudamérica y el Caribe
  • UNODC ha colaborado y continúa haciéndolo con los países de la región, con iniciativas enfocadas al fortalecimiento de las capacidades de las autoridades nacionales de control de precursores químicos, el intercambio de experiencias exitosas y el fortalecimiento de mecanismos de colaboración entre los países

 

Vienna. 13 Septiembre de 2011- En el Informe Global de Estimulantes de Tipo Anfetamínico ETA 2011 hecho público hoy por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) se ubica a los estimulantes de tipo anfetamínico (ETA) tales como éxtasis y metanfetaminas, como el segundo tipo de droga más ampliamente utilizado en el mundo sólo por detrás del cannabis.

 

El Informe Global de ETA 2011, ofrece un análisis de la situación actual, mostrando cómo la expansión en el comercio de esta droga, así como los elevados rendimientos que esto genera para el crimen organizado, supone una creciente amenaza para la seguridad y la salud a nivel mundial.

 

Dado que tradicionalmente los esfuerzos para el control de drogas en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe han estado enfocados en la cocaína y sus derivados, así como el cannabis, la fabricación ilícita, tráfico y uso de ETA no había sido percibida como una amenaza en esta región; sin embargo su proximidad con importantes mercados de ETA (tales como Norteamérica) y las prohibiciones y medidas de control de sus vecinos del norte, hacen más vulnerables a los países de estas subregiones ante el riesgo de ser utilizados como bases de manufactura y puntos de tránsito para el mercado de las ETA.

 

De acuerdo con el Informe, la manufactura ilícita de ETA ha emergido recientemente en países de centro y sur América tales como Argentina, Brasil, Guatemala, Nicaragua y Surinam.

 

Adicionalmente, el uso de drogas sintéticas tales como el éxtasis en la juventud sudamericana ha sufrido incrementos en los últimos años. El uso de sustancias de tipo anfetamínico en Sudamérica está incluso cerca del promedio mundial, en donde Brasil, Venezuela y Argentina han reportado los más altos niveles de prevalencia en la región. Algunos países en Centroamérica tales como El Salvador, Belice y Costa Rica, tienen también altos niveles de prevalencia para este tipo de sustancias, reportando los más altos niveles de prevalencia anual respecto a la población en general.

 

En el caso del uso de éxtasis, el más alto nivel de prevalencia en la región es el reportado por Argentina(0.5%); sin embargo varios países en la región han percibido un incremento en el uso de éxtasis en 2009, tales como El Salvador, Perú y Trinidad y Tobago.

 

En el caso de México, la percepción de los expertos en 2009 indica que mientras las tendencias en el uso de anfetaminas permanecen estables, se han tenido grandes incrementos en el uso de metanfetaminas en el último año.

 

Con respecto a la producción de este tipo de estimulantes, desde la mitad de la década pasada México ha sido una importante fuente de metanfetaminas para Estados Unidos, a causa del fortalecimiento en las medidas  de control de precursores en ese país; lo cual, en México condujo a incrementos significativos en la manufactura ilícita de metanfetaminas en 2008 y 2009. Tan sólo entre 2007 y 2009 las incautaciones de metanfetaminas realizadas por autoridades estadounidenses en su frontera con México, se incrementaron en un 279% para llegar a un volumen de 5,197 kg (comparado con 1,860 kg en 2007).

 

Ante esta situación, el Gobierno de México prohíbe las importaciones de efedrina y pseudoefedrina  en 2008 y el uso de estas sustancias en su territorio en 2009. A partir de ese momento, se incrementan los reportes de laboratorios para la manufactura ilícita de metanfetaminas en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

 

En este contexto, es importante mencionar que UNODC ha colaborado y continúa haciéndolo con los países de la región, a través de la implementación de herramientas tecnológicas especializadas para el control de estupefacientes, psicotrópicos y precursores químicos tales como "NDS" (National Drug System), así como con iniciativas enfocadas al fortalecimiento de las capacidades de las autoridades nacionales de control de precursores químicos, el intercambio de experiencias exitosas y el fortalecimiento de mecanismos de colaboración entre los países, tales como el "Grupo Mesoamericano para el Control de Estupefacientes, Psicotrópicos y Precursores Químicos" (2006 - 2009)  y el "Proyecto para la Prevención del Desvío de Precursores Químicos en América Latina y el Caribe", financiado por la Unión Europea (2009 a la fecha).