Declaración de Salvador exhorta una reforma de la justicia penal para proteger los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo

Foto: UNODC19 de abril de 2010 - El 12º Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal terminó sus  actividades en Salvador, Brasil, con la adopción de la Declaración de Salvador (draft en inglés o español), que exhorta a los Estados miembros que adapten sus sistemas de justicia penal en un mundo en transformación. El Congreso, que se celebra cada cinco años, se realizó entre los días 12 y 19 de abril. Participaron del evento delegados de más de 100 países, además de miembros de organismos internacionales y regionales, así como de organizaciones no gubernamentales. Además de las reuniones políticas y sesiones de debate, varias reuniones paralelas se llevaron a cabo, cubriendo una amplia gama de cuestiones relacionadas con la justicia penal.

"El legado de Salvador es que, si no hay cooperación jurídica internacional en todos los frentes, el mundo no será capaz de ofrecer más seguridad y justicia para sus pueblos", dijo Romeu Tuma Jr., Secretario Nacional de Justicia de Brasil, "Espero que, a partir de  Salvador, las acciones puedan efectivamente salir del discurso a la práctica."

En la Declaración de Salvador, los Estados miembros subrayaron la necesidad de respetar y proteger los derechos humanos en la prevención del delito y la administración de justicia penal. "Como seres humanos, como miembros de la comunidad de naciones civilizadas, compartimos la responsabilidad de insertar los derechos humanos en el centro del sistema judicial", dijo el Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Antonio Maria Costa.

El Congreso observó los efectos de la delincuencia en la seguridad y en el bienestar de la sociedad. "No puede haber desarrollo sin seguridad ni justicia", dijo Costa. "Prevención del delito y justicia penal no tienen un fin en sí mismo: pueden generar sociedades más ricas y seguras", dijo.

Los Estados miembros declararon que están "muy preocupados por las repercusiones negativas de la delincuencia organizada en relación a los derechos humanos, al Estado de Derecho, a la seguridad y al desarrollo, así como con la sofisticación, la diversidad y los aspectos de la delincuencia organizada transnacional y su relación con otras actividades delictivas, y en algunos casos, terroristas". "El crimen organizado se ha convertido en un negocio con dimensiones macroeconómicas comparables a los ingresos nacionales de muchos países y el volumen de negocios de las corporaciones más grandes del mundo", señaló Costa.

Debido a la naturaleza transnacional de la delincuencia organizada, los Estados miembros solicitaron una mayor cooperación internacional, con asistencia judicial recíproca y intercambio de información para hacer frente a las actividades ilegales y llevar a los criminales ante la justicia. Los países expresaron la necesidad de hacer un uso más eficaz de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Transnacional, que fue adoptada en Palermo, hace una década. Una Conferencia de las Partes de la Convención de Palermo se llevará a cabo en octubre en Viena. "Hago un llamamiento a los Estados miembros para entrar en un acuerdo sobre la aplicación de un mecanismo de revisión con el fin de medir el progreso e identificar necesidades de asistencia", dijo el Director de la UNODC.

Uno de los temas principales del Congreso - que se reflejó en la Declaración de Salvador - se refiere a que los Estados miembros deban adaptar sus sistemas de justicia penal a los cambios en el tiempo. Por ejemplo, pidieron la revisión de las reglas y normas de las Naciones Unidas sobre prevención del delito y justicia penal, teniendo en cuenta, en caso necesario, que sean actualizadas o suplementadas. Subrayaron también el uso de nuevas tecnologías para combatir delitos como el delito cibernético, el blanqueo de dinero y la trata de personas. También fueron debatidas maneras de combatir las nuevas formas de delitos, como crímenes contra el medio ambiente, la apropiación de identidades, la piratería digital y delitos informáticos. "Estos crímenes son difíciles de captar: viajan como bytes, encubiertos por operaciones legítimas, y se originan en jurisdicciones de difícil definición. Pero su complejidad no debe ser un impedimento" dijo Costa.

Como un paso importante, los Estados miembros se comprometieron a explorar los medios para una legislación universal contra la ciberdelincuencia. "Eso podría allanar el camino para una nueva convención sobre los delitos informáticos", el jefe de la UNODC.

El Congreso ha dedicado considerable atención a grupos vulnerables como los niños y jóvenes, mujeres, migrantes y consumidores de drogas.

Cárceles y derechos de los presos también fueron cuestiones de gran importancia. La Declaración de Salvador ha pedido a los Estados miembros para mejorar las condiciones de detención y tratamiento de los reclusos, buscar alternativas a la prisión y reducir el número de prisioneros detenidos antes de su juzgamiento.

Como el dinero es una gran motivación para el crimen, los Estados miembros buscaron maneras de aumentar los riesgos y de reducir los beneficios de la delincuencia. La Declaración de Salvador pide a los Estados para aplicar la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (Convención de Mérida), para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo y fortalecer las medidas para incautar, decomisar y recuperar el patrimonio de la delincuencia.

Los Estados miembros subrayaron la necesidad de una mayor asistencia técnica en el sistema de justicia y solicitaron la experiencia y los conocimientos especializados de la UNODC. Brasil anunció, en conformidad con los artículos 30 y 62 de la Convención de Palermo y Mérida, que recursos confiscados por actos de blanqueo de dinero y otros delitos serán utilizados para financiar la aplicación de estos tratados y para apoyar a los procesos de reforma de la justicia penal en los países en desarrollo, a través de la UNODC, e invitó a otros países a seguir su ejemplo.

El conocimiento es esencial para políticas basadas en evidencia. "A diferencia de otras zonas donde la ONU es la mejor fuente de información global, no tenemos definiciones, datos o un marco lógico para informar sobre la evolución de la delincuencia, entender sus causas y medir su tamaño", dijo Costa. En la Declaración de Salvador, los Estados miembros fueron invitados a fortalecer la capacidad de la UNODC para "recoger, analizar y difundir información precisa, fiable y comparable sobre la delincuencia en el mundo y sobre las tendencias de victimización". Los Estados miembros también fueron estimulados a fortalecer sus capacidades nacionales de recopilación de datos.

Aunque el objetivo principal del Congreso ha sido el papel de los Estados, se destacó también el punto de que la prevención del delito y justicia penal no puede ser alcanzado sólo por los gobiernos, sino que debe involucrar todos los actores, incluido el sector privado, la sociedad civil, los medios de comunicación, instituciones educativas y el público en general. "La ley no prevalecerá a menos que se lancen enormes esfuerzos para involucrar a la gente común y hacer que la sociedad civil en general promueva la cultura de la justicia", dijo Costa.

Los Estados miembros aceptaron el ofrecimiento del Gobierno de Qatar de acoger el  13º Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal en 2015.

El próximo evento destacado de la ONU sobre la delincuencia será la Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal, que se celebrará en Viena, Austria, del 17 al 21 de mayo 2010. El tema principal será cómo hacer frente al tráfico de bienes culturales.

Información adicional

Declaración de Salvador (draft en inglés y español)
Imágenes y video de la entrevista con el Director Ejecutivo de la UNODC, Antonio Maria Costa (en inglés)
Webcast (en inglés)
Press releases (en inglés)
Mensaje del Secretario General Ban Ki-moon al 12º Congreso (en inglés)
Discurso del Director Ejecutivo de la UNODC, Antonio Maria Costa (en portugués)
Página oficial del Congreso (en inglés)
UNODC: Documentos del 12º Congreso (en inglés)

Información para la prensa (en inglés)
Blog independiente de participantes del Congreso (en inglés)

Todas las noticias