Al menos 56 países han estabilizado o conseguido descensos significativos de las tasas de nuevas infecciones por el VIH

25 de noviembre de 2010 - Un nuevo informe del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), publicado el martes, muestra que la epidemia de sida está comenzando a cambiar su curso, pues el número de nuevas infecciones por el VIH está descendiendo, al igual que los fallecimientos relacionadas con el sida. Ambas tendencias están contribuyendo a la estabilización del número total de personas que viven con el VIH en el mundo.
Los datos del Informe de ONUSIDA sobre la epidemia mundial de sida 2010 muestran que en 2009 unos 2,6 millones de personas [2,3 millones-2,8 millones] se infectaron por primera vez por el VIH, una cifra casi un 20% inferior a los 3,1 millones [2,9 millones-3,4 millones] de 1999.
En 2009, 1,8 millones de personas [1,6 millones-2,1 millones] fallecieron como consecuencia de enfermedades relacionadas con el sida, casi un quinto menos que los 2,1 millones [1,9 millones-2,3 millones] que murieron en 2004.
Se estima que, a finales de 2009, 33,3 millones de personas [31,4 millones-35,3 millones] vivían con el VIH, una cifra ligeramente superior a los 32,8 millones1 [30,9 millones-34,7 millones] de 2008. Esto se debe en gran parte a que las personas viven cada vez más tiempo gracias al aumento del acceso a la terapia antirretrovírica. "Estamos desviando la trayectoria de la epidemia de sida con acciones audaces y decisiones inteligentes", afirmó Michel Sidibé, director ejecutivo del ONUSIDA. "Las inversiones en la respuesta al sida están dando sus frutos, pero las ganancias son frágiles. El reto es ahora ver cómo podemos trabajar juntos para acelerar los progresos".

 

Comunicado de Prensa

Resumen Datos Globales

Resumen Datos de Centroamérica y Sudamérica


Informe Global 2010 (inglés)

 

Fuente: ONUSIDA

 

 

Todas las noticias