Organizaciones de la sociedad civil son fundamentales para la implementación de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción

15 de febrero de 2011 - La corrupción debilita las instituciones democráticas, retrasa el desarrollo económico y contribuye para la inestabilidad gubernamental. Las organizaciones de la sociedad civil no apenas actúan como supervisores, de los gobiernos, pero también apoyan las iniciativas de los gobiernos que buscan ofrecer servicios a todos los ciudadanos de forma transparente y democrática.

La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) es el primer instrumento internacional legalmente vinculante que reconoce el valor de la contribución de la sociedad civil en el combate a la corrupción. Para capacitar a la sociedad civil a contribuir de forma significativa en la implementación de la Convención, la UNODC y la Coalición de la UNCAC, organizaron recientemente un seminario inédito para 35 participantes de la sociedad civil organizada de África, Asia, Europa y América Latina. El evento se realizó en la recién inaugurada Academia Internacional Anticorrupción (IACA) en Luxemburgo, en Austria.

Durante los tres días de capacitación, los participantes conocieron aspectos clave de la Convención, incluyendo la criminalización, la aplicación de la ley, medidas preventivas y de cooperación internacional y participaron en actividades prácticas sobre la revisión entre pares de la implementación de la UNCAC,  elaboración de informes y el uso del check-list de auto evaluación en la implementación de la Convención (la implementación del proceso de revisión ayuda a los Estados a identificar los desafíos y las buenas prácticas, así como a que consideren necesidades de asistencia técnica para asegurar la implementación efectiva de la Convención.

Además, los participantes conocieron las formas y los medios para colaborar con las  revisiones de la legislación sobre corrupción en sus países, realizadas por los Estados parte y fueron preparados para responder positivamente, cuando invitados por sus estados a participar en la preparación del check-list de auto evaluación y visitas al país.

Durante el evento, Pauline Apolot, representante de la Uganda Debt Network, dijo que la organización realiza una serie de campañas para concienciar a las comunidades locales y el público en general sobre la corrupción y las acciones que las personas comunes pueden adoptar para prevenirla.

"Nosotros tenemos un programa semanal de radio para que los lideres comunitarios presenten sus puntos de vista sobre la calidad y la difusión de los servicios públicos. Los programas de radio se presentan en los idiomas locales y se han convertido en un mecanismo popular, a través del cual, las personas comunes comentan sobre la eficiencia y la efectividad de la prestación de servicios, así como sobre la competencia de los prestadores de servicios en sus regiones con base en experiencias propias", explicó Pauline.

Los representantes del gobierno local han sido llamados a responder sobre el punto de vista de los lideres comunitarios y a que se comprometan en cambiar las prácticas ineficientes que perjudican la prestación de servicios en nivel local", acrecentó Pauline.

Gina Romero, directora ejecutiva de la Ocasa, una nueva organización que promueve iniciativas para acabar con la corrupción en Colombia, consideró el seminario sobre la Convención muy oportuno.  Aunque el Congreso de Colombia ratificó la convención en 2007, mucho aún debe ser hecho para garantizar la aplicación de la legislación contra la corrupción. "Nosotros concienciamos sobre la corrupción a través de la responsabilidad individual y para ello usamos dilemas éticos del cotidiano. Revisamos casos reales que los jóvenes enfrentan y pasamos del comportamiento individual para acciones colectivas. Nosotros también utilizamos deportes y otras expresiones culturales para estimular a la juventud. Desde 2005 ofrecemos cursos virtuales en los cuales los jóvenes discuten problemas locales, además de herramientas para luchar contra ese problema".

"Pienso que los jóvenes y todos los ciudadanos tienen que aprender sobre la Convención contra la Corrupción, puesto que actualmente pocos la conocen. Nosotros debemos usar la Convención como una herramienta para responsabilizar el gobierno, especialmente este año, que marca el comienzo del proceso de revisión de la implementación de la Convención en Colombia", completó Gina.

Las organizaciones de la sociedad civil van a replicar la capacitación en sus países o regiones para garantizar que la sociedad civil conozca la Convención y el proceso de revisión y deberá contactar a expertos gubernamentales para proponer sus contribuciones en ese proceso.

El grupo de la sociedad civil de la UNODC mantendrá contacto con los participantes que ya realizaron la capacitación para ayudarlos a que contribuyan con la implementación de la Convención.

Todas las noticias