G20 puede movilizar sector privado en la lucha global contra la corrupción

06 de mayo de 2011 - El Director Ejecutivo de la UNODC Yury Fedotov ha llamado empresas públicas y privadas a implementar medidas concretas y urgentes con fines a detener la ola de corrupción."Como los eventos recientes en el norte de África y Oriente Medio han demostrado, la corrupción tiene el poder de sacudir las fundaciones de la sociedad. Incluso en regiones donde la paz y la prosperidad prevalecen, la corrupción hace tiene un alto costo.
Dirigiendo la conferencia ' Juntando fuerzas contra la corrupción: G-20 Gobierno y Empresas', organizada por la Presidencia Francesa del G-20 y la OCDE, con el apoyo de la UNODC, el Sr. Fedotov dijo que es la hora del G-20 transformar compromisos anti-corrupción en acción: "La comunidad internacional está agradecida por el apoyo del sector privado a la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Pero las empresas ahora tienen que ir más allá de las declaraciones en dirección a las acciones concretas. El sector privado puede hacer un papel clave para aumentar la rendición de cuentas y la transparencia y para fortalecer la economía mundial".
El evento en París sigue de acuerdo con los compromisos tomados por los líderes del G-20 en la conferencia en la cúpula de Seoul en noviembre de 2010 donde el G-20 adoptó un Plan de Acción Anti-Corrupción que reconoce la centralidad de la Conferencia de las Naciones Unidas contra la Corrupción. El Plan proporciona un abordaje común y una oportunidad para  que  el G-20 lidere y sea un ejemplo en la lucha global contra la corrupción. Él también reconoce que el sector privado tiene un papel esencial.
La conferencia analiza la cooperación público-privada en la implementación del Plan Anti-Corrupción del G-20, en los desafíos del cumplimento anti-corrupción; en la lucha contra la corrupción en la contratación pública; y en revisiones de las iniciativas anti-corrupción para sectores específicos. La reunión de los sectores va también revelar las prácticas comerciales más expuestas a la corrupción y  crea pasos específicos   que los gobiernos y las empresas deben tomar para que puedan alcanzar las metas del Plan Anti-Corrupción del G-20.
El Sr. Fedetov presentó cuatro propuestas concretas sobre qué el sector privado puede hacer para eliminar la corrupción: adoptar políticas anti-corrupción del sector privado lineadas con la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción; establecer un mecanismo de credibilidad para rever sus propios compromisos de integridad; invertir en fortalecimiento de la integridad pública en países en desarrollo e invertir en la manutención de la corrupción fuera de las cadenas de fornecimiento de las empresas.
"El próximo octubre, la Conferencia de los Estados Miembros de la Convención contra la Corrupción será en Marrakech, Marruecos, para hacer un balance del progreso global en la prevención de la corrupción. Espero que el sector privado use los meses previos a la Conferencia para desarrollar políticas específicas y pasos concretos para luchar contra la corrupción", dijo el Sr, Fedotov.
El G-20, establecido en 1999, es un fórum para el desarrollo económico internacional que promueve discusión abierta y constructiva entre países industriales y mercados-emergentes en problemas claves relacionados a la estabilidad económica global. Anima la asociación público-privada y ofrece una oportunidad significativa para desarrollar e implementar iniciativas que atraen el sector privado en la lucha global contra la corrupción.
La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción es el primero instrumento anti-corrupción vinculante. Él obliga Estados a prevenir y criminalizar la corrupción, promueve cooperación internacional, recupera activos robados y mejora la asistencia técnica y el cambio de informaciones.

Todas las notícias

TG-20 pode mobilizar setor privado na luta contra a corrupção