Desde el monitoreo de coca hacia la agricultura sostenible

23 de mayo 2011 - Una parte importante de los esfuerzos de cualquier país en la erradicación del cultivo de drogas es la promoción del desarrollo alternativo - un proceso que incentiva a los agricultores a utilizar mejor sus tierras para fines legales, ofreciéndoles los conocimientos necesarios para alejarse de las prácticas ilícitas.

En Bolivia, la UNODC ha estado trabajando estrechamente con las autoridades para ayudarlas en el proceso de optimización del uso de la tierra a través de la promoción de los cultivos lícitos en el lugar de los arbustos de coca. Además de recurrir a una alternativa legal viable y reducir el flujo de drogas hacia fuera del país, el proceso busca garantizar un suministro más sostenible de alimentos.

Dentro de la idea del desarrollo alternativo, un aspecto que ha demostrado gran valor es la gestión y planificación del uso de la tierra. A cada año, la UNODC  hace un trabajo de monitoreo de los cultivos con fines de producir informes sobre la producción de coca. Se recogen los datos para este proceso a través de imágenes vía satélite y filmaciones, el último de los cuales ha generado alrededor de 10.000 fotos desde 2002 y cubierto cerca de 10.000 kilómetros cuadrados sólo en 2010.

Además de resaltar la magnitud de la producción potencial de cocaína, las imágenes también han sido muy valiosas para determinar los usos de la tierra. El 19 de abril, la UNODC produjo una serie de documentos llamados "Planes de Ordernamiento Territorial", que se han desarrollado para nueve municipios de La Paz, Los Yungas - una actividad que fue posible gracias a una contribución especial de la Unión Europea y la UNODC. Estos planes tienen por objetivo ayudar a los agricultores a entender mejor cómo podrían mejorar la productividad a través de la  planificación de la tierra y la gestión del agua, así como ayudar a las autoridades a optimizar sus estrategias agrícolas. Las imágenes también dan a las autoridades una indicación más clara de lo que se cultiva con fines de planificación de la seguridad alimentaria.

Reconociendo la importancia de este trabajo y el potencial para promover esfuerzos futuros de desarrollo alternativo en Bolivia, el jefe antidrogas del país, Felipe Cáceres, elogió los datos que se produjo, llamándolos de una "herramienta muy importante para el desarrollo". El Sr. Cáceres también comentó sobre el compromiso de la  UNODC en trabajar con medios de subsistencia alternativos en las regiones productoras de coca y su asociación con el Gobierno de Bolivia para seguir trabajando a nivel multilateral en todos los aspectos de la lucha contra las drogas.

Hablando durante la entrega de los datos, el representante de la UNODC en Bolivia, César Guedes destacó la participación central de los agricultores en los estudios, teniendo en cuenta que sus contribuciones ayudaron a poner en relieve los problemas diarios que enfrentan: "Los datos que se han producido han ido más allá de la vigilancia de la coca cultivos. Al producir más trabajo en profundidad en torno de este asunto y al hablar con la gente sobre los Planes de Ordenamiento Territorial tenemos lo que se necesita para lograr niveles adecuados de desarrollo agrícola. "

Antoine Saintrant, Jefe de la Delegación de la Unión Europea para la Cooperación en Bolivia, entregó los estudios a los alcaldes de los nueve municipios participantes (Coroico, Coripata, Chulumani, Irupana, Yanacachi, La Asunta, Palos Blancos, Caranavi y Cajuata). Al recibir los estudios, los alcaldes expresaron su agradecimiento a la Unión Europea y la  UNODC para lo que se considera un ejemplo gratificante de la cooperación.

Información Relacionada:

Desarollo Sostenible

UNODC Bolívia

Todas las notícias