Prevención del Delito y Justicia Penal

La delincuencia organizada transnacional es una amenaza importante para la seguridad pública y constituye una barrera para el desarrollo social, económico y político de todas las sociedades en el mundo. Este es un fenómeno multifacético que se manifiesta en diferentes tipos de delitos como el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes, el tráfico de armas, el blanqueo de dinero, entre otros.

La delincuencia organizada se ha influenciado por la globalización, que ha provocado profundos cambios en la vida de los pueblos, de las sociedades y de los estados. Como sabemos, las fronteras entre los países son más permeables y el tránsito de personas, bienes, servicios y recursos es cada vez más ágil. Este proceso, que facilita el comercio y la integración entre las personas, también implica cambios en la dinámica de la delincuencia y la violencia, pues las mismas tecnologías que permiten mejoras sustanciales en la vida de las personas también son utilizadas por aquellos que violan la ley, cometen delitos y desafían la justicia.

Por lo tanto, crece la importancia de la cooperación internacional y del intercambio de experiencias en materia de justicia penal y prevención del delito. Es esencial una acción articulada para hacer frente, con mayor eficacia, a los grupos delictivos dispersos en todo el mundo, que a menudo tienen grandes habilidades de comunicación y de organización.

Buscando respuestas coherentes y eficaces a estos problemas, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ha estado trabajando estrechamente con gobiernos, organizaciones internacionales y la sociedad civil para fortalecer las estructuras institucionales y el imperio de la ley, para un control más efectivo la delincuencia organizada y del narcotráfico.

Con base en la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, UNODC presta asistencia a los gobiernos para aplicar los artículos de la Convención y tipificar como crímenes, en su legislación interna, los delitos relacionados con la delincuencia organizada.

En el mismo sentido, la Oficina también ha apoyado la adopción de medidas destinadas a la asistencia judicial recíproca, con el fin de facilitar los procedimientos de extradición, cooperación policial, asistencia técnica entre países y la capacitación de funcionarios del sistema de justicia penal.

Reforma del Sistema de Justicia Penal

El respeto a los derechos humanos requiere la construcción de un sistema de justicia penal justo y eficaz, capaz de controlar la delincuencia dentro de los límites planteados por el Estado de Derecho. La UNODC apoya a los gobiernos en el desarrollo de estrategias para la reforma de todos los aspectos del sistema de justicia penal, con especial énfasis en ayudar a los grupos vulnerables, especialmente mujeres, jóvenes y niños.

La UNODC también trabaja con proyectos sobre justicia de menores, reforma penal y apoyo a las víctimas y a testigos de delitos. Estas acciones resultan en una amplia gama de manuales y herramientas de evaluación (en inglés) que abarcan todas las esferas del sistema de justicia penal, basadas en normas internacionales y estándares definidos por las Naciones Unidas.

La UNODC desarrolla proyectos y presta asistencia técnica en los siguientes temas:

* Justicia de menores
* Reforma penal
* Reforma de la justicia penal
* Justicia restaurativa
* Alternativas a la prisión
* Apoyo a las víctimas
* Violencia de género
* Monitoreo de desempeño del sistema de justicia penal

Las actividades de proyectos en diferentes países incluyen una serie de intervenciones, tales como:

* Educación y formación
* Consultoría
* Reformas legislativas
* Suministro de recursos a las organizaciones no gubernamentales
* Preparación de informes y manuales sobre las mejores prácticas en el área

Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal

La Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal es el órgano principal del sistema de las Naciones Unidas para formular políticas y recomendaciones sobre cuestiones de la justicia penal, incluida la trata de seres humanos, los crímenes transnacionales y los aspectos de la prevención del terrorismo. La Comisión supervisa el uso y la aplicación de las normas de las Naciones Unidas relativas a estas cuestiones y guía el desarrollo de políticas para abordar nuevas cuestiones.

La Comisión ofrece a los Estados miembros un foro para el intercambio de conocimientos, experiencias e información para el desarrollo de estrategias nacionales e internacionales. La Comisión también coordina esfuerzos con otros organismos de las Naciones Unidas con mandatos en materia de prevención del delito y justicia penal, como el Consejo de Seguridad de la ONU, la Conferencia de Estados Partes en la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y la Conferencia los Estados Partes en la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción.

Cada cinco años, la Comisión coordina la ejecución del Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal (en inglés).

Más información sobre mandatos, funciones, miembros, informes y otros documentos de la Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal (en inglés).