La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para Perú y Ecuador

En un mundo donde las drogas ilícitas, el crimen y el terrorismo traspasan las fronteras, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés), lidera a nivel global la lucha contra estos peligros.

En el marco de las Metas de Desarrollo del Milenio y bajo el enfoque de los Derechos Humanos, el objetivo primordial de UNODC, es contribuir con los Estados a enfrentar las amenazas que ponen en riesgo la gobernabilidad, la estabilidad social y atentan contra las condiciones básicas necesarias para avanzar en el desarrollo humano de nuestros pueblos.

En términos concretos,  la labor de UNODC plantea los siguientes objetivos específicos:

  • La investigación y análisis para incrementar el conocimiento y la comprensión sobre drogas y delito, y para basar la adopción de políticas y la toma de decisiones operacionales en la evidencia concreta.
  • Trabajo de carácter normativo para asistir a los estados en la ratificación y la puesta en práctica de los tratados internacionales, en el desarrollo de la legislación doméstica sobre las drogas, el crimen y el terrorismo, y en la provisión de servicios básicos y de secretaría a los órganos rectores.
  • y finalmente, programas y proyectos de cooperación técnica en los países para reforzar la capacidad de los estados miembros para contrarrestar los problemas de drogas ilícitas, delincuencia organizada y terrorismo

En tal sentido, la intervención de UNODC esta diseñada para contribuir en el logro de los siguientes resultados:

  • Los gobiernos estarán mejor equipados para cumplir e implementar con sus obligaciones comprometidos en los tratados internacionales, particularmente en la cooperación judicial eficaz, la prevención y medidas contra la producción ilícita de la droga, el trafico y abuso, el trafico de seres humanos y otras formas de delincuencia organizada, lavado de activos, corrupción y terrorismo.
  • La toma de decisiones será basado en la evidencia, fundamentado en un conocimiento más extenso y más preciso de las drogas ilícitas, del delito y del terrorismo.
  • La sociedad civil y la opinión pública apoyarán más firmemente a la acción contra las drogas ilícitas y del delito, basado en una mejor comprensión, conocimiento y conciencia de los problemas.

La oficina de la representación para Perú y Ecuador brinda apoyo a los Estados para que puedan enfrentar la problemática derivada de las drogas ilícitas, la corrupción, el lavado de activos y otros temas vinculados al delito organizado. Esta labor que se desarrolla través de programas de prevención del consumo, proyectos de desarrollo de cultivos alternativos, monitoreo de cultivos, programas de intervención comunitaria y programas contra el lavado de dinero. Estas acciones prestan especial atención a combatir el narcotráfico, el terrorismo, la corrupción y la trata de personas.