UNODC y la respuesta a las drogas

UNODC es la agencia de las Naciones Unidas con el mandato de apoyar los países en la implementación de las tres convenciones de la Organización sobre las drogas:

•     Convención Única sobre Estupefacientes (1961), emendada por el Protocolo de 1972
•     Convención sobre Sustancias Psicotrópicas (1971)
•     Convención Contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas (1988)

Con base en estas convenciones, UNODC ayuda a los Estados Miembros a desarrollar sus legislaciones nacionales sobre drogas, buscando establecer marcos legales de referencia sobre el tema, tanto nacional cuanto regional y globalmente.

Además, UNODC apoya a los países para que desarrollen respuestas al uso problemático de drogas y sus consecuencias adversas a la salud, por medio de la implementación de acciones de prevención y de la oferta de una red integrada de servicios de atención y asistencia, con base en evidencias científicas, en lo que dice respeto a los derechos humanos y en estándares éticos.

Comisión sobre Narcóticos (Commission on Narcotic Drugs - CND)

El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas estableció la Comisión sobre Narcóticos (CND, en la sigla en inglés), en 1946, como órgano central de las Naciones Unidas para políticas relacionadas a las drogas. La Comisión permite que los Estados Miembros analicen la situación mundial de las drogas, den seguimiento a las decisiones de la 22ª Sesión Especial de la Asamblea General sobre las cuestiones relacionadas a las drogas y tomen medidas en nivel global en su ámbito de acción. La Comisión también monitorea la implementación de las tres convenciones internacionales de control de drogas y está habilitada a actuar en todas las áreas relacionadas con los objetivos de las convenciones, incluyendo la adición de sustancias en las listas de control internacional.

Más informaciones sobre mandato, funciones, integrantes, informes y otros documentos de la CND (en inglés).

Actuación de UNODC

El abordaje de UNODC a la cuestión de las drogas es multifacética y abarca los más diversos aspectos que envuelven el tema, con acciones concertadas y diferenciadas en las áreas de salud, educación, seguridad pública, entre otras. De un lado, para contribuir para la reducción de la demanda, son implementados proyectos de prevención, de tratamiento y de rehabilitación de dependientes químicos, así como de prevención a la transmisión del VIH asociada al uso de drogas. En el otro extremo, buscando la reducción de la oferta, son promovidos programas de combate al lavado de dinero asociado al mercado ilícito de drogas, de monitoreo de plantaciones ilícitas y del refuerzo de la capacidad de los gobiernos para interceptar y cohibir el tráfico de drogas.

Para realizar ese trabajo, UNODC se esfuerza al promover estudios y análisis sobre la producción, tráfico y consumo de drogas, a fin de embasar la implementación, por parte de los países, de intervenciones apropiadas a cada contexto nacional. UNODC también ofrece asesoría jurídica a los países, destinada a la implementación de las convenciones y tratados de las Naciones Unidas para el control de drogas, con las debidas adaptaciones a las legislaciones nacionales.

En el campo de la prevención, UNODC promueve la construcción de estrategias direccionadas a la información y el conocimiento que permitan a las personas, en especial a los jóvenes, el desarrollo de sus capacidades y la oportunidad de tomar decisiones que favorezcan su calidad de vida.

En la cuestión de tratamiento, UNODC busca mejorar la calidad de respuestas al abuso y la dependencia de drogas, por medio de la cooperación internacional, del intercambio de informaciones entre los diferentes países. La principal iniciativa global en ese sentido es la Treatnet (en inglés).

Junto a los países, UNODC promueve el desarrollo de estrategias de atención al uso de drogas, con base en evidencias científicas, con un abordaje que prioriza el respeto a los derechos humanos y a las reales necesidades de los usuarios de lo servicios en sus aspectos clínicos, motivacionales y sociales.

Anualmente, UNODC publica el Informe Mundial sobre las Drogas, que reúne los principales datos y análisis de tendencias sobre la producción, el tráfico y el consumo de drogas ilegales en todo el mundo. Los datos son compilados por UNODC a partir de cuestionarios enviados a los países miembros y componen un documento de referencia para nortear las políticas globales sobre drogas.

Juventud y Drogas

Los programas de prevención al uso indebido de drogas siempre son considerados la intervención más importante y tienen como público prioritario las juventudes. El trabajo de UNODC en esta área está amparado en principios que buscan: establecer acciones de base comunitaria, con amplio estímulo a la participación juvenil; realizar actividades en perspectiva ampliada en lo que se refiere a los diferentes grupos que puedan influir en las condiciones de vida de los jóvenes sean contemplados en los programas desarrollados.

UNODC viene trabajando en la identificación y diseminación de documentos de referencia de buenas prácticas, con la contribución de instituciones juveniles y comunitarias, por medio de dos proyectos: la Red Global de Jóvenes (sitio en inglés) y la Iniciativa Global de Prevención del Abuso de Sustancias (sitio en inglés).

Con la ayuda de jóvenes, académicos, profesionales del área e integrantes de otras agencias de las Naciones Unidas, UNODC está identificando lo que funciona mejor en términos de prevención. En ese sentido, la participación de los propios jóvenes en el proceso favorece el alcance de resultados más efectivos y duraderos.