Comunicado de Prensa

El cultivo de hoja coca  cae significativamente en Bolivia, según último Informe anual de Monitoreo de Cultivos de Hoja de Coca 2011

La Paz / Viena (UNODC) 17 de septiembre 2012 - El cultivo de hoja de coca en el Estado Plurinacional de Bolivia se ha reducido en alrededor del 12 por ciento, de acuerdo con el Informe de Monitoreo de Cultivos de Hoja de Coca 2011, que fue presentado hoy por la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) y el Gobierno de Bolivia.  La superficie cultivada alcanza alrededor de 27.200 hectáreas (ha) en 2011, frente a las 31.000 detectadas en el año 2010, lo cual marca el final de una tendencia creciente registrada en los últimos años.

César Guedes, Representante de la UNODC en Bolivia, cuya oficina produce el Informe anual de Monitoreo de Cultivos de Hoja de Coca desde 2003 en coordinación con el Gobierno de Bolivia, dio la bienvenida a la reversión de las tasas de crecimiento de cultivos en el país y agradeció al Gobierno por sus esfuerzos en el control de drogas.

En 2011, el Gobierno de Bolivia  erradicó 10,500 ha de cultivos de coca,  un 28 por ciento más que en 2010,  cuando fueron erradicadas  8,200 ha.  La producción total de hoja de coca fue de alrededor de 48.100 toneladas, menor a la obtenida en el 2010 que alcanzó a 55.500 toneladas.

Las imágenes de satélite, vuelos aéreos y estudios sobre el terreno de las mayores regiones productoras de coca, revelaron que en la región de los Yungas de la Paz, escenario del cultivo de dos tercios de la producción de coca en Bolivia, la superficie cultivada se redujo a 18,200 ha, un 11 por ciento menos con relación al año anterior. Entretanto,   el Trópico de Cochabamba registró una reducción de 15 por ciento, alcanzado una superficie cultivada de hoja de coca de 8.600 ha, mientras que las provincias del norte de La Paz, ajenos a los Yungas, vieron una caída del siete por ciento, alcanzando a 370 ha.

Más de 2,200 hectáreas de hoja de coca se cultivan en los parques nacionales Isiboro Sécure y Carrasco. En el Isiboro Sécure el cultivo de coca se redujo en 30 por ciento, mientras que el Carrasco se registró un ligero aumento de dos por ciento. En general, las áreas protegidas del país registraron un 15 por ciento de disminución.

Los precios de la hoja de coca se incrementaron  considerablemente: en un 31 por ciento en los mercados autorizados por el Gobierno y se estima que en 16 por ciento en los mercados ilegales. "Los altos precios están haciendo más atractiva la coca, pero los agricultores necesitan alternativas viables si se quiere frenar los cultivos ilícitos en el largo plazo", dijo Guedes.

A pesar de la menor producción, el valor de mercado de la hoja de coca ascendió a 353 millones de dólares en 2011, frente a 310 millones en 2010. Esto representa el 1,5 por ciento del PIB del país y el 15,3 por ciento del valor del PIB del sector agrícola.

Las incautaciones de hoja de coca se redujeron de 1,015 toneladas en el 2010 a 603 toneladas en 2011. Sin embargo, las incautaciones de pasta básica de cocaína aumentaron un 10 por ciento, alcanzando  a  28,350 kg.  También  las incautaciones de clorhidrato de cocaína aumentaron en 65 por ciento, llegando  a  5.600 kg.

Para obtener más información, por favor contactar:

En La Paz al Sr. César Guedes, Representante de la UNODC en el Estado Plurinacional de Bolivia, Tel. (+591-2) 262-4351, Email: cesar.guedes[at]unodc.org.

En Viena, a la Sra. Preeta Bannerjee, Oficial de Información Pública, Tel: +43- 1 26060-5764, Email: preeta.bannerjee[at]unodc.org

[close]
Related Videos
    All Multimedia