Comunicado de Prensa

Según Informe de UNODC, los delitos violentos y el tráfico de drogas plantean serias amenazas al Estado de Derecho y al desarrollo en Centroamérica y el Caribe

Nueva York/Viena - 27 de Septiembre (UNODC) - Aunque el tráfico de cocaína ha sembrado la violencia en Centroamérica y el Caribe, existe una necesidad de promover la buena gobernanza y fortalecer las instituciones, las cuales son explotadas por poderosos criminales transfronterizos, de acuerdo con un estudio lanzado hoy en Nueva York por Yury Fedotov, Director Ejecutivo  de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El estudio Delincuencia Organizada Transnacional en Centroamérica y El Caribe: Una Evaluación de las Amenazas , examina el impacto de los principales flujos de tráfico de cocaína; mujeres y niños forzados en el comercio sexual; tráfico de migrantes motivados por búsqueda de empleo y tráfico de armas de fuego. Incluso aunque los flujos de cocaína en dirección norte disminuyeran, se menciona, que estos grupos competirían por los beneficios derivados de otras actividades ilícitas altamente lucrativas y continuarían extendiendo la violencia.

"Es necesario entender completamente la relación entre el desarrollo, el Estado de Derecho y la seguridad. Las drogas y el crimen también son temas de desarrollo, en tanto la estabilidad se puede promover mediante el respeto de los derechos humanos y el acceso a la justicia", dijo el Sr. Fedotov.

Centroamérica en 2011 tuvo algunas de las tasas de homicidios más altas del mundo, con 39 homicidios por cada 100.000 habitantes en Guatemala, 69 por cada 100.000 en El Salvador y 92 por cada 100.000 en Honduras.

La presión generada entre los proveedores de coca en el Sur y los consumidores de cocaína en el Norte, ha convertido a la región en un corredor de tránsito, sin embargo, las altas tasas de violencia no están siempre asociadas al tráfico de drogas. El Salvador, por ejemplo, tiene un flujo de cocaína relativamente pequeño, de 4 a 5 toneladas anuales, pero registra la prevalencia más alta en tasas de homicidios en la región (más de 65 por cada 100.000 habitantes entre 2000 y 2010).

Más bien, parece que el descenso de la demanda y  la aplicación creciente de la ley han desatado brutales guerras internas entre los traficantes, en tanto estos luchan por un porcentaje en un mercado reducido. La implementación de la estrategia de seguridad mexicana en 2006,  afectó el suministro de cocaína en dirección al norte, dio inicio al conflicto por nuevas "plazas" en cruces fronterizos claves, principalmente a lo largo de la frontera entre Guatemala y Honduras. El desplazamiento de las rutas de tráfico hacia El Caribe continúa siendo una amenaza.

De acuerdo con el estudio, los flujos de contrabando se han concentrado en los países menos capaces de enfrentarlos. Se menciona, que el reto es abordar la impunidad y la corrupción, al tiempo que se fortalece la capacidad policial y de justicia penal. La delincuencia crónica empobrece a las naciones alejando los negocios.

El informe se discutirá en una presentación de Alto Nivel con Ministros y los Embajadores de la Región de Centroamérica el 28 de septiembre a las 15:15 (EST) en la Sala de Conferencias 2, North Lawn Building en la Sede de las Naciones Unidas, Nueva York. El Subsecretario del Estado para Asuntos Exteriores de Italia, Sr. Staffan De Mistura, estará presente.

Para más información, por favor contactar:

En Nueva York  y en México:

Antonio Mazzitelli, Representante para México, Móvil: (+52-155) 4090-1800 antonio.mazzitelli[a]unodc.org

En Panama:

Amado Philip de Andrés, UNODC Representante para Panama | Tel: (+507) 314-4901 | Móvil:: (+507) 6450-9657 | E: amado.deandres[a]unodc.org

En Viena:

Preeta Bannerjee, Oficial de Información Pública: T: (+43-699) 1459-5764 | M: (+43-699) 1459-5764 E: preeta.bannerjee[a]unodc.org

[close]
Related Videos
    All Multimedia