Píldoras de colores

Disponibilidad y acceso a los medicamentos controlados y prevención de su desvío y uso no médico y abusivo

EL RETO

Personal sanitario

Se calcula que el 80% de la población mundial sufre dolores innecesarios debido al acceso limitado o nulo a sustancias controladas. Los medicamentos controlados son esenciales para el tratamiento del dolor que sufren millones de personas aquejadas de cáncer en fase avanzada, síndrome de inmunodeficiencia adquirida, complicaciones quirúrgicas o enfermedades y afecciones crónicas debilitantes, así como afecciones neurológicas, trastornos de salud mental, medicina pediátrica y trastornos por consumo de drogas. Sin embargo, también son susceptibles de desvío y uso no médico, lo que conlleva consecuencias sanitarias y sociales negativas. Como resultado, los países deben equilibrar los dos requisitos desafiantes de las necesidades de salud pública: garantizar la disponibilidad de sustancias controladas y, al mismo tiempo, prevenir el uso no médico y el desvío.

 

Las tres convenciones internacionales sobre fiscalización de drogas -de 1961, 1971 y 1988- consagran el compromiso de la comunidad internacional de adoptar disposiciones adecuadas para garantizar, y no restringir indebidamente, la disponibilidad de sustancias fiscalizadas que se consideran indispensables para fines médicos y científicos. A pesar de la indispensabilidad médica universalmente reconocida de los estupefacientes y las sustancias psicotrópicas, millones de personas en todo el mundo siguen sufriendo por falta de acceso a medicamentos controlados.

¿QUÉ HACEMOS?

El Programa Mundial Conjunto sobre "Acceso a los Medicamentos Fiscalizados para Fines Médicos y Prevención de su Desvío y Uso Indebido" es una asociación entre UNODC, OMS y UICC que representa un compromiso tripartito de los organismos reguladores en materia de drogas, los encargados de la ejecución en el ámbito de la salud pública y la sociedad civil, con el objetivo de aumentar el número de pacientes que reciben un tratamiento adecuado para las afecciones que requieren el uso de esa medicación específica, controlando al mismo tiempo el uso no médico y el desvío de esas sustancias.

La nueva estructura del programa consta de tres pilares: garantizar la disponibilidad y el acceso a los medicamentos controlados; prevenir, detectar y responder al desvío de medicamentos controlados; y prevenir y tratar el uso no médico y el uso indebido de medicamentos controlados entre diversas poblaciones, principalmente estudiantes universitarios, mujeres y ancianos.

Para ello, las áreas de atención de UNODC incluyen la elaboración de leyes y políticas, la capacitación de los profesionales de la salud y el trabajo con la comunidad y los cuidadores.

ROPAN apoya a la región de Centroamérica y el Caribe con asistencia técnica para fortalecer el acceso a medicamentos controlados mediante sesiones de capacitación, estudios y talleres nacionales y regionales de intercambio de experiencias, que han beneficiado a países como Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Personal sanitario
Portada de la guía técnica de aceso a medicamentos controlados

A través de esta iniciativa, se ha proporcionado asistencia técnica a legisladores y responsables políticos y capacitación a profesionales de la salud para abordar los principales impedimentos o barreras al uso de medicamentos controlados.

Asimismo, a través de ROPAN se han difundido documentos técnicos con sugerencias concretas para promover el acceso a los medicamentos controlados con fines médicos.

Para descargar: