Tráfico de armas de fuego

 

La delincuencia organizada se manifiesta en muchas formas y actividades, que van desde los tipos de organizaciones delictivas tradicionales a las redes de delincuencia transnacional. El tráfico de armas de fuego está relacionado con todas las formas de delincuencia organizada, y se refiere al tráfico internacional de armas que no está debidamente autorizado por los países participantes.

Las armas de fuego se usan como artículo de tráfico, expresión de poder o aun como forma optativa de pago a cambio de otra mercancía ilegal (por ejemplo, drogas). Además, el tráfico de armas de fuego alimenta la insurgencia y los grupos terroristas, causando inestabilidad regional o agravándola en las zonas afectadas. El tráfico ilícito de armas de fuego también contribuye a armar a grupos delictivos urbanos e impulsar la violencia relacionada con las pandillas en muchos países. A este respecto, el tráfico y el uso indebido de armas de fuego está intrínsecamente ligado a las organizaciones y redes delictivas.

 

Mensajes clave

  • Recurrir al empleo de armas de fuego no es una manera aceptable de resolver conflictos
  • La muerte, las heridas y la pena causadas por la violencia armada son devastadoras. La amenaza y la realidad de la violencia armada pueden afectar gravemente a comunidades enteras.
  • Las armas de fuego por sí mismas no son ilícitas; pasan a serlo cuando son desviadas al mercado ilícito o utilizadas en forma indebida para cometer delitos.